Clausula Suelo Hipotecaria

 

 

* Los Honorarios en asuntos de Participaciones Preferentes, Obligaciones Subordinadas y Clausula de Suelo Hipotecaria pueden vincularse a Variable de Éxito (Cuota Litis) previo estudio por nuestros especialistas.(Estudio Gratuito)

Mediante el pacto de Cuota Litis solo le cobraremos nuestros honorarios cuando ganemos su pleito.

Contacte con nuestros Despachos para ampliar información sobre los honorarios a porcentaje de éxito.

 

Las comúnmente conocidas como cláusulas suelo y techo son aquellas incorporadas en los contratos de préstamos con garantías hipotecarias, por las que se establecen límites de variación (mínimos y en algunos casos también máximos) al tipo de interés acordado (normalmente EURIBOR + diferencial).

 

 

 

Frecuentemente  estas estipulaciones están pre-redactadas e impuestas al prestatario en las escrituras de préstamos, y su función es garantizar a las entidades financieras que con independencia de las fluctuaciones o variaciones que tuviera el tipo oficial de referencia pactado, el prestatario siempre pagará el interés fijado como mínimo.

 

 

 

Son numerosos los pronunciamientos judiciales que han reconocido la nulidad de citadas cláusulas por considerarlas manifiestamente abusivas, en tanto que, en la mayoría de las ocasiones, no son el resultado de una previa negociación individual producto de la autonomía de la voluntad de las partes, y simultáneamente causan, en contra de la buena fe y en claro perjuicio del prestatario, un manifiesto e importante desequilibrio entre los derechos y obligaciones de las partes contratantes.

 

 

 

Carácter de abusivas que ya ha sido confirmado por la reciente Sentencia del Tribunal Supremo nº 241/2013 de 9 de mayo, al considerar que las cláusulas suelo incumplen el deber de transparencia y causan un desequilibrio en perjuicio del consumidor en atención al reparto del riesgo de la variabilidad de los tipos:” los riesgos de oscilación del tipo mínimo de referencia dan cobertura exclusivamente a los riesgos que para la entidad crediticia pudieran tener las oscilaciones a la baja que frustren las expectativas del consumidor de abaratamiento del crédito”.

 

 

 

En una situación como la de los últimos años, donde el Euribor (tipo de referencia por antonomasia) ha venido descendiendo progresivamente desde el año 2009 hasta situarse en niveles mínimos e históricos como el 0,544 (abril de 2013), son clamorosos y abultados los perjuicios que de dichas cláusulas se derivan para los prestatarios en cuyas hipotecas se hayan incorporados estipulaciones de este estilo.

 

 

 

A título de referencia, el suelo de estas cláusulas se viene fijando con carácter general entre un 3 y un 5% (en algunos casos incluso superior). De modo que en tal caso, el prestatario en lugar de estar pagando mensualmente en concepto de intereses, el tipo referencial variable pactado + diferencial sobre la cuota de capital no amortizado, viene obligado a seguir pagando dicho 3, 4 o 5 %.

 

 

 

Con independencia de las particularidades del caso concreto (habría que valorar entre otros extremos, el importe del préstamo –capital- así como el límite mínimo señalado como suelo), según diversos cálculos en abstracto, el impacto económico que puede tener la aplicación de esta cláusula en los contratos de los clientes puede estar por encima de los 1.000 euros anuales.

 

 

 

 

                          Consulte con nuestros especialistas.

 

                    ¿Desea realizar una consulta o concertar una cita?


 Puede contactar mediante:

Teléfono

 Videomensaje

Cita Videoconferencia

Formulario de contacto.